La utilidad de los lectores beta

El escritor siempre ha tenido esa imagen de persona solitaria encerrada en su estudio tecleando letras en papeles de los cuales la mitad arrugaba y tiraba a una desbordada papelera. Pero hace muchos años que ese tópico ya no vale.

Hoy en día, cualquier escritor, amater o profesional necesita lo que se conoce como lectores beta. Una serie de personas que lean la obra y sean capaces de darle el punto de vista del lector. Personas en las que el propio escritor tiene una doble confianza: por un lado sabe que no van a utilizar su trabajo como propio y lucrarse a su costa, y por otro, confían en su criterio y harán caso de sus comentarios.

Pero en plena era de la comunicación, las herramientas de las que disponemos nos obligan a ir un poco más allá. ¿Por qué atarnos a las personas más cercanas a la hora de mostrar nuestras obras? ¿Por qué no escapar de las implicaciones personales que suavizarán las críticas? Enseñar tu obra a un total desconocido puede resultar tan útil como hacerlo a tus más allegados, con la ventaja de que esa persona no tendrá reparo en ser totalmente sincera por muy agria que sea su opinión.

Es por eso que lo ideal hoy en día, es contar con los dos tipos de lectores beta. Gente cercana que te anime y te ayude desde la confianza y personas ajenas que te hagan ver su punto de vista desde otro ámbito.

¿Por qué no?

Lectores Beta - admin@lectoresbeta.com
Mozilla Firefox Google Chrome
Página web optimizada para Mozilla Firefox y Google Chrome